Modulo 4

 

NAVEGACION

 

Pranayama y la Ciencia del Aliento

 

  PRANAYAMA LA CIENCIA DEL ALIENTO

Description: http://www.pablobenadiba.com.ar/images/pranayama_4dc97a2ad82ec.jpgUna de las técnicas más útiles para desarrollar nuestra concentración y proporcionarnos un estado relajado es el Pranayama o ciencia del aliento.


Consiste en apaciguar nuestros estados físicos, mentales y emocionales a través de la observación de la propia respiración.


El Prana según la cultura oriental es la suma total de todas las energías cósmicas.


Aprendiendo a regular la respiración nos beneficiamos de un estado relajado además de dotar a nuestro cuerpo del vivir rítmico, es decir, del equilibrio del movimiento de nuestros estados tanto físicos como emocionales.


Convirtiéndonos en observadores de nuestra forma de respirar, conseguimos bajar su ritmo entrando en un estado de relajación sin tensiones ni angustias y sin ningún tipo de resistencia (estado alfa).


De este modo las distracciones de la mente, las interferencias del estado emocional, y los obstáculos de nuestro cuerpo físico, desaparecen devolviendo el equilibrio a nuestro ritmo vital.


La respiración según las técnicas de meditación oriental posee la capacidad de animar y revitalizar. Al inspirar profundamente captamos toda la energía sanadora que al expirar repartimos por todo el cuerpo.


Esta observación enfocada nos ayuda a su vez a concentrarnos y es uno de los pasos previos para entrar en estado meditativo. Decimos que empezamos a meditar cuando conseguimos mantener nuestra atención en una sola dirección (en este caso la propia respiración) durante un tiempo superior a doce segundos.
La llamada respiración cuadrada es uno de los ejercicios pránicos que reportan un mayor beneficio.


Se ejecuta en cuatro fases:
   1º- Una inspiración profunda y lenta que facilita al máximo la apertura de   los pulmones y su capacidad.
   2º- La contención de la respiración durante algunos segundos, procurando la repartición del oxígeno en nuestro cerebro.
   3º- La expiración larga y sostenida que reparte el aire por todos los órganos y células de nuestro cuerpo. (Es importante forzar la salida del aliento para conseguir liberar también el aire viciado que permanece en nuestros pulmones y que generalmente no solemos expulsar).
   4º- Sostener durante unos segundos más el vacío antes de iniciar una nueva respiración profunda.
Description: http://www.burrenyoga.com/wp-content/uploads/2013/04/Nadi-shodana-pranayama.jpgLa práctica de éste u otros ejercicios respiratorios son una herramienta sana y sencilla de proporcionarnos la relajación y la distensión tan necesaria en nuestro ritmo acelerado de vida. Nos proporcionará el momento de pausa necesario para recuperar el equilibrio y la tranquilida.


El Misterio del Fuego Serpentino  (V. M. Samael A. Weor)